La nave: el cuerpo como mástil, la mente como vela, la respiración aliento que unifica