Ecología del alma
Herramientas para cultivar una ecología del alma

Reportajes Al Descubierto

El precio de la tecnología

coltan 3El miedo era de una intensidad demoledora, la noche amplificaba los sonidos inciertos de la naturaleza tropical; decenas de mujeres y niños se alejaban lentamente del poblado para pasar una noche más en medio de una de las selvas del este de la República Democrática del Congo. Su objetivo: «refugiarse», en la espesura amarga de la intemperie y de los animales salvajes, de otro posible ataque a sus destartaladas chozas, a sus destrozadas vidas.

LEER MÁS

La Voz de la Tierra

La Voz de la Tierra

Leónidas , un abuelo del pueblo mapuche, subió la escalera hasta la platea; 115 años nos contemplaban desde una de las salas de la casa encendida de Madrid. Nunca había salido de su tierra, de hecho estaba esperando a la muerte cuando un hermano mapuche le instó a viajar a occidente y hablar de su pueblo, “la gente de la tierra” —«Estás vivo por algo, ayúdanos a trasmitir la voz de la tierra a los pueblos del Norte»—.

Leer más

Somos lo que comemos

Somos lo que comemos

Al día de hoy, unos 6.500 millones de personas en el mundo demandamos de la tierra nuestro alimento, y el número puede alcanzar los 8.000 millones en el 2050. Existen 8.500 millones de hectáreas de tierra productiva (que incluye tierras de cultivo, pastizales y bosques) en todo el planeta, apenas el tres por ciento de su superficie, y cada siete segundos desaparece una hectárea. Las causas son variadas, como los desastres naturales (sequías, inundaciones), pero muchas de ellas, como el propio cambio climático, tienen un mismo agente: la mano del hombre que va cambiando los límites a la tierra productiva, urbanizándola, contaminándola, deforestándola, (ésta es la mayor causa de destrucción: la soja transgénica en Brasil o Argentina lleva más de 3 millones de hectáreas deforestadas y contaminadas para alimentar al ganado europeo).

Nueva cultura rural

Nueva cultura rural

Músicos, electricistas, fontaneros, doctores en biología, periodistas, actrices, filósofos, psicólogos, masajistas, terapeutas, enfermeros, ingenieros, poetas, artistas, historiadores, informáticos, agrónomos, delineantes, arquitectos, empresarios, emprendedores, fotógrafos, activistas, traductores, payasos… una infinita diversidad de perfiles humanos labrados con el cincel de la cultura urbana llevan tiempo desandando el camino hacia el ideal de progreso que las ciudades representaban, y que parecía el único camino posible a seguir, y encaminan sus pasos hacia un mundo, el rural, que en su imaginario ofrece las posibilidades de realizar sus sueños.

Leer más