Ecología del alma
Herramientas para cultivar una ecología del alma

Artículos

Qi Gong: la gimnasia de la felicidad

Qi Gong: la gimnasia de la felicidad

Dicen los sabios de todas las tradiciones que estamos en un fin de ciclo que se caracteriza por una confusión generalizada, por una densificación de la conciencia que apenas puede distinguir entre lo que le acerca a la felicidad, que todo ser busca, y lo que le aleja de ella. Dicen también, que el Cielo para compensar tanta dificultad manda destellos de claridad en medio de esta brumosa oscuridad, que permiten al buscador sincero girarse hacia la luz y buscar una salida a este laberinto cósmico de sombras en el que nos encontramos. Descargar para seguir leyendo

La revolución celeste

La revolución celeste

Cada vez son más los estudios científicos que avalan lo
que el sentido común viene diciendo desde hace años:
que la contaminación química, presente en nuestros
alimentos a causa de la agricultura industrializada;
en nuestras casas y edificios a causa de la batería
de elemento tóxicos con los que se construye en las
sociedades modernas, es una de las causas principales
de muchas de las enfermedades actuales. Hemos
generado tal cantidad de residuos tóxicos que no son
biodegradables, que el “hermano aire”, la “hermana agua” y la “madre tierra” están profundamente contaminados. A esa contaminación hay que sumar la electromagnética (hemos tejido alrededor del planeta y de nuestras vidas una red de ondas altamente nocivas), la contaminación lumínica, la acústica, pero quizás la más peligrosa de todas es la contaminación mental que sufrimos desde hace decenios y que nos hace olvidar quienes somos y que nos avoca a una pasividad alienante sin aparente salida, que es además fomentada con astucia por los medios de comunicación de masas. Descargar para seguir leyendo